Coeficiente de escorrentía

Se denomina escorrentía a la cantidad de agua que no es absorbida por el suelo, que en cambio se escurre por la superficie. El coeficiente de escorrentía adopta un valor que depende de la naturaleza de la superficie, de los usos del suelo y las pendientes del terreno, vegetación, permeabilidad, inclinación, humedad inicial del suelo, etc. como se muestra a continuación:

Material

C

Pavimentos de hormigón o aglomerados

0,75 a 0,95

Tratamientos superficiales

0,60 a 0,80

Firmes no revestidos

0,40 a 0,60

Bosques

0,10 a 0,20

Zonas con vegetación densa

0,05 a 0,50

Zonas con vegetación media

0,10 a 0,75

Zonas sin vegetación

0,20 a 0,80

Zonas cultivadas

0,20 a 0,40

Terreno llano, permeable y boscoso

0,15

Terreno ondulado con pasto y cultivo

0,50