PLAN DE TRABAJO.

Un Plan de Trabajo, es un conjunto de programas detallados, que determina el orden, los métodos de construcción y la organización que se dispondrá para la ejecución de las obras, en otras palabras, es un instrumento que permite planificar en cada etapa de la obra, cuándo, con qué, y cómo se ejecutará.

El estudio del plan de trabajo, se realiza previo a la confección del presupuesto de la obra y a la iniciación de los trabajos. El objetivo es el de evitar que durante la construcción deba improvisarse sobre qué parte de la obra debe iniciarse en ese momento, con qué equipo o herramientas se va a ejecutar, qué operarios se destinarán a la obra, quién será el responsable y cuáles sus atribuciones.

Lo mismo puede decirse respecto al resto de la organización, como las bodegas, el sector de contabilidad y los demás servicios. Puesto que el aprovechamiento óptimo de los operarios y equipos depende del plan de trabajo.

Un buen plan de trabajo además de coordinar de manera efectiva las distintas etapas de la construcción en cuanto a continuidad y sistematización, debe ofrecer el menor costo de construcción posible.

El plan de trabajo debe establecer las fechas en que los operarios, materiales y equipos deben llegar a la obra, fijar las normas para controlar los avances, rendimientos, costos, etc. y de esta manera permitir saber si las obras están progresando de acuerdo al plan elaborado o no, para que en este último caso se efectúen los cambios o mejoras necesarias al programa de trabajo, para recuperar el tiempo perdido o reducir los costos con el uso de otros métodos de trabajo. También permite elegir los métodos de trabajo y equipos a emplear y fijar la ubicación de los talleres, oficinas, bodegas, comedores, casas para habitación y otros.

A continuación se verán los principales puntos que deben considerarse al estudiar un plan de trabajo y los procesos que intervienen en la construcción de la obra.

DIVISIÓN DE LA OBRA.

Si se estudia el plano de planta general de un proyecto, se verá la conveniencia de separar o dividir la obra en secciones para la construcción. Algunos de los motivos que influirán en la elección de las secciones pueden ser: la diferente ubicación de los trabajos, el que se ejecuten con distinto equipo de construcción, que los operarios sean de especialidades diferentes y que deban ejecutarse en distintas épocas.

Al ubicar en el tiempo las etapas de trabajo de las diferentes secciones habrá que coordinar los trabajos similares a fin de evitar la duplicación de equipos y mantener lo más constante posible el número de operarios.

OBRAS SIMILARES.

El estudio de obras similares resulta una buena guía para elegir el o los métodos de trabajo a emplear, siempre y cuando se hagan las correcciones necesarias para tomar en cuenta la diferencia entre los factores locales, es decir todos los factores que incluyen en el lugar de la obra, la magnitud de las obras comparadas, la calidad del personal, etc. y de esta forma acomodar a la propia obra.

SELECCIÓN DE EQUIPOS.

Gran parte de la inversión económica de un empresa corresponde a su equipo de construcción. La selección del equipo más adecuado a usar en la obra debe ser, por lo tanto, motivo de un cuidadoso estudio económico que compare los diversos equipos con que se pueda realizar el trabajo.

La adquisición de un equipo, debe considerarse como una inversión que se recuperará con una cierta utilidad en el transcurso de su vida útil. Por otra parte, toda adquisición debe estar justificada por un estudio que demuestre que la suma de los costos de operación, mantenimiento, reparación y depreciación del equipo elegido sea menor que la de otros equipos o que los costos que se obtendrán por métodos manuales sean menores a los equipos estándares, siempre que ellos permitan realizar la obra en plazos fijados.

La capacidad de producción del equipo debe corresponder a lo establecido en el programa de trabajo, a fin de que las máquinas trabajen con su mejor rendimiento. Además, el tipo de equipo debe ser el adecuado a la clase de trabajo asignado, especialmente en obras de movimiento de tierras.

Por otra parte, en ciertos casos los equipos estándar pueden no ser los más apropiados para el trabajo, por lo que al constructor le resulta más económico diseñar un equipo especial, por ejemplo, moldes sobre carros para ejecutar el vaciado de un canal o de un túnel. Como estos equipos especiales sólo tendrán aplicación en la obra para la cual fueron diseñados, se debe prever que su costo menos el valor recuperable de los materiales usados en él, se amortice totalmente en dicha obra.

En todo caso la elección de un equipo especial deberá ser justificada por medio de un estudio económico comparativo entre el uso de los equipos convencionales y el equipo especial ideado para esta obra.

En la fabricación de estos equipos especiales se usará, en lo posible, elementos y materiales estándar, por ser de menor costo, dar un mayor valor de recuperación y porque los repuestos se pueden comprar en el mercado sin necesidad de ordenarlos especialmente.

INSTALACIONES Y OBRAS ANEXAS.

Teniendo en cuenta la duración de la obra, las condiciones climáticas y la posibilidad de usar estas instalaciones en una próxima obra, se realizará el estudio de la construcción de instalaciones y obras anexas. Entre las obras anexas, a manera de referencia se presentan las siguientes:

  1. Caminos de acceso a las obras y caminos interiores en la obra.
  2. Planta de fabricación de hormigón.
  3. Talleres maestranzas, garajes.
  4. Líneas de transmisión de energía eléctrica y cañerías de abastecimiento de agua.
  5. Áreas de almacenamiento de materiales.
  6. Oficinas, bodegas, laboratorios.
  7. Sistema de comunicaciones. (teléfono, radios, etc.)
  8. Instalaciones para abastecimiento de combustible para la maquinaria.
  9. Campamentos para habitación.

En lo que se refiere a la construcción de instalaciones y obras anexas en la obra, se debe tener en cuenta principalmente el tamaño de esta, es decir, la magnitud de la obra; estas instalaciones se las puede dividir en tres grandes grupos que son:

  1. Dedicados al personal.
  1. Dedicados a la dirección de obra.
  2. Destinados a materiales, maquinaria, etc.

En lo que se refiere a las instalaciones dedicadas al personal, se debe contar con vestuarios, instalaciones para el aseo y comedores. Estos tendrán las dimensiones y el equipo (mesas, asientos, camas, etc) de acuerdo al número de usuarios. Algo fundamental, es la instalación de agua potable, ya que deberán estar garantizadas las mejores condiciones de higiene.

Los locales destinados a la dirección de obra, son principalmente ambientes destinados a la parte de la "ingeniería" de la obra, como ser: Ingenieros, Geólogos, Residente de Obra, Supervisor y otros, según la magnitud de la obra.

El tercer grupo de las instalaciones lo constituyen los almacenes y talleres. Un almacén que es imprescindible, es el de herramientas de uso, entre las que se debe incluir, desde aparatos topográficos hasta clavos de todo tipo. Pueden ser necesarios otros espacios cubiertos que se necesiten para proteger de los fenómenos atmosféricos materiales como ser: andamios, cables, pequeña maquinaria, vibradores, bombas, etc.

Vale la pena aclarar que la mayor parte de estas instalaciones y obras anexas son realizadas para obras de gran envergadura como ser: túneles, carreteras, presas, etc.

PLAN DE TRABAJO. Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario