Condiciones constructivas para lagunas de estabilización

La topografía deberá ser accesible para el ingreso de vehículos y maquinaria pesada tanto al momento de la construcción, la finalización de la laguna y posteriores supervisiones.
En caso de existir desniveles se recomienda uniformizar los mismos ya sea con material de relleno (terraplenes) o en su caso realizando cortes a nivel de banquina.
Para la conformación del cuerpo o paredes de las lagunas de estabilización, se utilizara material homogéneo con cierto contenido de arcilla o limo de baja permeabilidad para la posterior conformación de terraplenes, cuya compactación se realizara a densidad máxima y humedad optima, es necesario que este material compactado tenga taludes construidos adecuadamente, siendo importante que la inclinación de los taludes se presente en una relación de 1 a 3.
El coronamiento de los taludes deberá permitir la circulación vehicular, como también la disposición de materiales extraídos de las lagunas.
El ingreso hacia las lagunas de los afluentes deberá descargar al menos 10 metros antes del borde de la laguna para que de esta manera se reduzca la sedimentación producida en los bordes construidos de la laguna.
Las salidas y entradas generalmente se instalan en esquinas diagonalmente opuestas, de manera que el afluente pueda desplazarse (circular) a lo largo de la laguna.