Fuentes de abastecimiento

Son aquellas fuentes que pueden proporcionarnos el agua que necesitamos en los diferentes usos. Éstas pueden ser, entre las fuentes superficiales: los ríos, arroyos y lagos. Entre las fuentes subterráneas: los diferentes tipos de acuíferos (a los que se puede llegar mediante pozos), y entre las fuentes de agua meteórica, se tiene principalmente la lluvia, y en algunas zonas, la nieve.

Control y protección de fuentes

El agua pura es un recurso renovable, sin embargo puede llegar a estar tan contaminada por las actividades humanas, que ya no sea útil, sino más bien nociva.

Los principales elementos que contaminan el agua son:

- Agentes patógenos: Bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran al agua proveniente de desechos orgánicos.

- Desechos que requieren oxígeno: Los desechos orgánicos pueden ser descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua, matando así las formas de vida acuáticas.

- Sustancias químicas inorgánicas: Ácidos, compuestos de metales tóxicos (Mercurio, Plomo), envenenan el agua. Los nutrientes vegetales pueden ocasionar el crecimiento excesivo de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el oxígeno del agua y de este modo causan la muerte de las especies acuáticas (zona muerta).

- Sustancias químicas orgánicas: Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que amenazan la vida.

- Sedimentos o materia suspendida: Partículas insolubles de suelo que enturbian el agua, y que son la mayor fuente de contaminación.

- Sustancias radioactivas que pueden causar defectos congénitos y cáncer.

- Calor: Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace a los organismos acuáticos muy vulnerables.

Para preservar la potabilidad de las fuentes de agua es necesario proteger tanto la fuente de procedencia como la captación. Debe hacerse todo lo posible para ubicar el punto de extracción por encima de las fuentes de contaminación; si no es posible, hay que aplicar formas de tratamiento apropiadas.

Se debe tratar de proteger la zona de captación de la actividad humana, restringiendo o prohibiendo las actividades que puedan afectar la calidad del agua, como ser: vertido de desechos tóxicos, descarga de efluentes indeseables, las perforaciones, la minería, etc.

El riesgo más grave para la salud humana se deriva de la contaminación microbiológica, particularmente la fecal, por lo que se exige que estos focos de contaminación se sitúen bastante lejos de las fuentes de agua.

Vigilancia de las fuentes

Es la observación cuidadosa y permanente de la seguridad y aceptabilidad de los sistemas de abastecimiento de agua potable desde el punto de vista de la salud pública. La vigilancia de las fuentes requiere de un programa continuo y sistemático de inspecciones y estudios llevados a cabo en diferentes puntos del sistema de distribución de agua.

Fuentes de abastecimiento Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario