Métodos de transmisión

Anteriormente se creía que la atmósfera era un importante vehículo de infección y que las enfermedades se debían a miasmas que flotaban en ella, particularmente en el aire nocturno húmedo o brumoso. Es sabido, sin embargo, que la atmósfera está relativamente libre de bacterias, particularmente en áreas no confinadas, y que su importancia en la transmisión de enfermedades ha sido grandemente sobreestimada. El aire exhalado por el ser humano, incluso en caso de enfermedad en el tracto respiratorio, está libre de bacterias durante una respiración tranquila. Estornudar, toser o hablar forzadamente, en cambio, permite la entrada de gotas de humedad las cuales pueden ser infecciosas. Las gotas usualmente no viajan más de unos cuantos centímetros, y la infección por gotas es un método reconocido de transmisión de enfermedades tales como resfríos comunes, tuberculosis, poliomielitis, e influenza, aunque existen otros métodos de propagación.

La luz solar y la sequedad tienden a destruir algunas bacterias, las cuales han sido descargadas en el aire. Sin embargo, la luz solar no destruirá las esporas. Las bacterias y otros organismos pueden ser llevados en las partículas de polvo.

El agua y los alimentos están involucrados en la transmisión de enfermedades, donde los canales de infección son la boca y el tracto intestinal. El agua puede contener agentes infecciosos de fiebre tifoidea, disentería, hepatitis infecciosa, y cólera. Los agentes infecciosos de las descargas intestinales de personas enfermas o portadores son responsables del agua no segura.

Los alimentos han estado involucrados a menudo en la transmisión de la fiebre tifoidea y la disentería. Los alimentos son contaminados usualmente por las manos de los portadores o personas en etapas tempranas de enfermedad o por las moscas y otros insectos.

Los objetos inanimados que han entrado en contacto con una persona enferma indudablemente también entran dentro de la transmisión de enfermedades en cierta magnitud. No todos dichos objetos, sin embargo, son igual de peligrosos. Libros, monedas, y objetos similares son de poca importancia al propagar enfermedad, pero los utensilios de cocina, lápices que han sido llevados a la boca, y fragmentos de comida que han sido masticados son de gran importancia, particularmente entre los niños, donde el contacto cercano con estos objetos es muy común.

La toalla y la taza común entran también dentro de esta categoría. La transmisión de enfermedad a través de esos objetos puede ser considerada una transmisión de contacto indirecto. Otro ejemplo de este tipo de transmisión es poner la mano dentro la boca después de dar la mano a una persona infectada. Los animales están involucrados en la transmisión de ciertas enfermedades. La rabia es transmitida por los perros u otros animales mediante mordidas. La tularemia es contraída por contacto con conejos infectados. La brucelosis, o fiebre ondulante, es llevada desde las vacas infectadas o cabras mediante la leche, y es también transmitida a través de contacto directo con el ganado enfermo, cabras, chanchos, carneados o vivos.

Los insectos son los vectores de infección de varias enfermedades. La malaria, la fiebre amarilla, el dengue, la encefalitis viral transmitida por insectos, y la filariasis son portadas por los mosquitos. La plaga y el tifus endémico son portados por las ratas y otros roedores mediante pulgas. El tifus epidémico es portado por el piojo del cuerpo humano.

Métodos de transmisión Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario