Defectos constructivos

· Desacuerdo entre el proyecto y la construcción

· Materiales inapropiados o defectuosos

· Alteración de los materiales

· Durante el almacenaje o la manipulación.

· Ejecución incorrecta o deficiente.

Agentes constructivos:

Incumplimiento de planos

Especificaciones técnicas

Uniformidad del hormigón

Trasporte de hormigón en obra

Puesta en obra del hormigón

Compactación del hormigón

Hormigón en tiempo frío

Hormigón en tiempo caluroso

Mal curado del hormigón

Reglas del encofrado

Vibrado del hormigón

Consideraciones generales

Una vez determinada la dosificación mas conveniente se procede a la fabricación del hormigón, para ello es necesario, en primer lugar, almacenar las materias primas y disponer de unas instalaciones de dosificación adecuadas, así como del correspondiente equipo de amasado.

Prescripciones generales

El agua se dosifica en volumen, el cemento y los áridos en peso, si bien estos últimos pueden dosificarse también en volumen para obras de poca importancia. En tal caso deben utilizarse recipientes de medida de poca sección y mucha altura para minimizar los errores que se cometen.

La homogeneidad del hormigón

Se analiza determinando la dispersión que existe entre características de dos muestras tomadas de la misma amasada para comprobar la idoneidad de los procesos de dosificación, amasado y transporte.

La uniformidad del hormigón

Se estudia evaluando mediante el coeficiente de variación, la dispersión existente entre características análogas de distintas amasadas para ello normalmente, se utiliza los valores de la resistencia a compresión.

Transporte del hormigón en obra

Este transporte puede hacerse por múltiples procedimientos mediante canales, tuberías, cintas transportadoras, vagonetas, etc.

Puesta en obra del hormigón

El vertido y colocación del hormigón deben efectuarse de manera que no se produzca la disgregación de la mezcla. El peligro de disgregación es mayor en general cuanto mas grueso es el árido y mas discontinua su granulometría siendo sus consecuencias tanto peores cuanto menor es la sección del elemento que se hormigona.

Compactación del hormigón

Para que el hormigón resulte compacto debe emplearse el medio de consolidación mas adecuada a su consistencia, de manera que se eliminen los huecos y se obtenga un completo serrado de la masa sin que llegue a producirse segregación. El proceso de compactación debe prolongarse hasta que refluya la pasta de la superficie.

Hormigonado en tiempo frío

Esta perfectamente demostrado que el hormigón no adquiere la resistencia necesaria cuando su fraguado y primer endurecimiento tienen lugar en tiempo de heladas, debido a la acción expansiva del agua intersticial, que impide la evolución normal de estos procesos.

Por esta causa debe suponerse el hormigonado en cualquiera de los casos siguientes:

· Cuando se prevea que dentro de las 48 horas siguientes. Puede descender la temperatura ambiente por debajo de los 0°C.

· Cuando la temperatura de la masa de hormigón sea inferior a 5 °C en elementos normales, o a 10°C en elementos de pequeño espesor.

· Cuando la temperatura de los moldes o encofrados sea inferior a 3°C

Por otra parte, para hormigonar en tiempo frío es necesario mejorar la dosificación del hormigón adoptando relaciones A/C lo mas bajo posible, empleando mayor cantidad de cemento o cemento de mayor resistencia e incluso utilizando un aditivo. Todo ello con objeto de aumentar la velocidad de endurecimiento del hormigón y el calor de fraguado de la masa.

Las precauciones que se puedan adoptarse al, continuar el hormigonado son las siguientes:

1. Añadir un aditivo adecuado al agua de amasado

2. Calentar el agua de amasado a unos 40°C o excepcionalmente mas cuidando de que no se formen grumos en la hormigonera. Para ello conviene verter una parte de los áridos antes que el cemento.

3. Calentar los áridos

4. Proteger las superficies hormigonadas, mediante sacos, hojas de plástico, etc.

5. Crear un ambiente artificial adecuando alrededor de la obra (moldes radiantes calentados eléctricamente, circulación de aire o agua caliente, etc.), para que el proceso de fraguado y endurecimiento pueda desarrollarse normalmente.

6. Prolongar el curado durante el mayor tiempo posible.

7. Retrasar el encofrado de las piezas incluidos costeros. Cuando el encofrado actué como aislante.

El peligro de que se hiele el hormigón fresco es tanto mayor cuanto mas agua lleve este, por ello se recomienda emplear en estos casos hormigones tan frescos como sea posible además el uso de aire antes es siempre aconsejable.

Si no puede garantizarse, con las medidas adoptadas, se consiguen evitar los perjuicios de la helada deberán efectuarse ensayos de información para conocer la resistencia realmente alcanzada por el hormigón y adoptar en su caso las medidas oportunas.

Con independencia de todo lo dicho hay que recordar que el fraguado y el endurecimiento del hormigón se retrasan en periodos de baja temperatura lo que debe tenerse encuenta tanto para el desencofrado y retirado de puntales como para la eventual realización de pruebas en la estructura.

Hormigón en tiempo caluroso

Cuando el hormigonado se efectué en tiempo caluroso, deben adoptarse medidas para impedir la evaporación del agua de amasado, especialmente durante el transporte del hormigón, y para reducir en su caso la temperatura, de la masa, no hay que olvidar que el calor, la sequedad y el viento provocan una evaporación rápida de agua, también la del hormigón ya compactado lo que trae consigo perdidas de resistencia, fisuras por afogado y aumento de la retracción en las primeras edades.

Para reducir la temperatura de la masa se debe emplear agua fría, con escamas o trozos de hielo en su masa. Los áridos deben almacenarse protegidos del soleamiento.

Una vez colocado el hormigón, se protegerá del sol y del viento mediante algún procedimiento que lo conserve su humedad propia o le aporte nueva humedad, (curado del hormigón) a tal efecto pueden emplearse:

· Tejadillos móviles indicados en obras de trazado lineal, se pondrán al riesgo de que el viento se introduzca bajo su superficie.

· Hojas de plástico que pueden colocarse directamente sobre el hormigón. aunque pueden marcarse los pliegues en su superficie.

· Esteras de paja cuyo superficie debe regarse continuamente.

· Capas de arena húmedas

· Bolsas de agua directamente aplicadas sobre el hormigón o regado continuo de su superficie.

Como norma general y a pesar de las protecciones no deben hormigonarse por encima de los 35°C , si se trata de elementos de mucha superficie, en las proximidades de estas temperaturas conviene regar continuamente al menos durante 10 días, los encofrados y las superficies expuestas de hormigón.

Curado del hormigón

De las operaciones necesarias para la ejecución de elementos de hormigón posiblemente sea el curado la mas importante por la influencia decisiva que tiene en la resistencia y además cualidades del elemento final.

Durante el proceso de fraguado y primeros días de endurecimiento se producen perdidas de agua por evaporación creando una serie de huecos o capilares en el hormigón que disminuyen su resistencia para compensar estas perdidas y permitir que se desarrollen nuevos procesos de hidratación con aumento de resistencia el hormigón debe curarse con abundancia de agua.

La falta de curado es grave para la durabilidad de la estructura ya que esta depende de la impermeabilidad de las capas exteriores del hormigón que son precisamente las mas sensibles a una falta de curado.

Encofrados

La misión del encofrado es contener y soportar el hormigón fresco hasta su endurecimiento sin experimentar asientos ni deformaciones, dándole la forma deseada.

La acción principal a que se ve sometido un encofrado es la presión que el hormigón fresco ejerce sobre el, la cual aumenta con la altura de la masa contenida en el mismo, el fondo del encofrado soporta todo el peso del hormigón, en cuanto a las paredes han de soportar una presión que en primera aproximación pueda considerarse igual a la hidrostática.

Después del encofrado hay que proceder a la reparación de los pequeños defectos que puedan apreciarse tales como coqueras superficiales, irregularidades, etc.

Si los defectos son de dimensiones grandes o están situados en zonas criticas pueden resultar necesaria una demolición parcial o total del elemento en cuestión.

Defectos constructivos Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario