ELECCIÓN DE LA MODALIDAD DE TRANSPORTE

Se debe hacer una selección de modalidad cuando se trata de ampliar un sistema de transporte urbano, regional o de otra clase. ¿Debe la ciudad instalar un sistema de transporte público rápido, o ampliar su sistema de autopistas? ¿Se debe impedir el paso de automóviles por ciertas calles con el fin de establecer una red de ciclopistas? ¿Cómo se deben repartir los recursos del estado para satisfacer las necesidades de transporte por vía férrea, vía acuática y carretera? Aquí intervienen factores tecnológicos y de costo.

La elección de modalidad es sin duda un aspecto importante del pro­ceso de planeamiento de la transportación. Desde el punto de vista de la opinión pública (y no pocas veces de la profesional) la cuestión se enfoca a menudo con una mezcla de ignorancia, emoción, parcialidad y propio interés. Vale la pena repetir que la meta apropiada en materia de transpor­tación es el servicio a la sociedad, directa o indirectamente. La modalidad, en cualquiera de sus formas, no es sino el medio, para conseguir ese fin. La modalidad que se elige debe ser la que ofrezca el grado máximo de utili­dad; es decir, la que más convenga a la tarea de que se trate; la que sea capaz de proporcionar un servicio del nivel y calidad requeridos a un costo económico, social y ambiental aceptable.

Una vez determinado el nivel de la demanda, se pueden considerar va­rias alternativas modales a fin de establecer sus posibilidades (ofrecer la capacidad necesaria con una frecuencia de horarios y movimiento a lo largo de una ruta o red) que permitan que el servicio esté disponible donde y cuando se necesite.

La calidad del servicio se debe considerar también. En parte, la deman­da se relaciona con la calidad. Una modalidad o sistema que satisfaga to­dos los requisitos de capacidad, frecuencia, accesibilidad, rapidez y costo puede seguir siendo inaceptable debido a su falta de confiabilidad, consumo excesivo de energía o efectos adversos en el medio ambiente.

Por ejemplo: Los teleféricos tienen un elevado costo inicial de construcción, debido principalmente a sus cables tan largos y pesados. Ofrecen baja productividad y poca flexibilidad en cuanto a volumen y tipo de carga; pero se adaptan al terreno donde ningún otro tipo de transporte puede penetrar con facilidad y economía razonable. La manera en que las características tecnológicas se reflejan en la utilidad modal de un sistema es de gran interés.

ELECCIÓN DE LA MODALIDAD DE TRANSPORTE Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario