Técnicas de construcción de rellenos sanitarios

El método constructivo y la secuencia de la operación de un relleno sanitario están determinados principalmente por la topografía del terreno escogido, aunque también dependen de la fuente del material de cobertura y de la profundidad del nivel freático.

Tipos de rellenos

El parámetro básico de diseño de un relleno es el volumen. Este depende del área cubierta, la profundidad a la cual los residuos son depositados, y el radio de material de cobertura y residuo. Debido a que la tasa de generación de residuos es usualmente definida en unidades másicas, un parámetro adicional que influencia la capacidad del relleno es la densidad in situ de la basura y el material de cobertura.

Para construir un relleno sanitario es importante seleccionar el terreno que reúna condiciones técnicas adecuadas, como ser: topografía, nivel al que se encuentran las aguas subterráneas, y disponibilidad de material para cubrir la basura.

De acuerdo con las características del terreno, el relleno sanitario puede construirse siguiendo los métodos de área, zanja o trinchera, o una combinación de ambos métodos.

Impermeabilización de los rellenos sanitarios

Es de extrema importancia que el área que será ocupada por el relleno sanitario esté constituida por material impermeable, y si no, se debe impermeabilizar el lugar de la mejor manera posible.

Debe tener un medio impermeabilizante como la arcilla. A continuación se mostrará una forma de poner este material para lograr esta condición impermeabilizante.

Sobre el terreno emparejado se colocarán 0.60 metros de material arcilloso, homogéneo, sin contenido orgánico, con no menos de 40% de su peso seco que pase la malla ASTM Nº 200. este material se colocará en capas de 0.20 ó 0.30 metros, con una humedad algo mayor a la óptima determinada por el ensayo Proctor Modificado, compactándose cada capa con rodillo pata de cabra, o similar, hasta obtener una densidad seca no inferior a 90% de la densidad seca máxima establecidas por el ensayo citado. El coeficiente de permeabilidad en el laboratorio para el material arcilloso no será superior a K=10-6 (cm/s).

La capa de arcilla compactada, deberá mantenerse permanentemente húmeda para evitar su agrietamiento, hasta que se cubra con basura, por lo que se recomienda construir esta impermeabilidad sólo con la extensión necesaria para ejecutar con comodidad el relleno sanitario.

Últimamente se ha empleado bastante la arcilla en espesores de 20 a 30 cm. con polietileno de alta densidad entre medios, el espesor de este polietileno oscila entre 1 y 2 mm.

Método de trinchera o zanja

Este método se utiliza en regiones planas y consiste en excavar periódicamente zanjas de dos a tres metros de profundidad, con el apoyo de una retroexcavadora o tractor oruga. La tierra se extrae, se coloca a un lado de la zanja para utilizarla como material de cobertura. Los desechos sólidos se depositan y acomodan dentro de la trinchera para luego compactarlos y cubrirlos con tierra.

La excavación de zanjas exige condiciones favorables tanto en lo que respecta a la profundidad del nivel freático como al tipo de suelo. Los terrenos con nivel freático alto o muy próximo a la superficie no son apropiados por el riesgo de contaminar el acuífero. Los terrenos rocosos tampoco lo son debido a las dificultades de excavación. Ver Figura.

clip_image002

Figura Método de trinchera para construir un relleno sanitario

Método de área

En áreas relativamente planas, donde no sea factible excavar fosas o trincheras para enterrar las basuras, éstas pueden depositarse directamente sobre el suelo original, elevando el nivel algunos metros. En estos casos, el material de cobertura deberá ser importado de otros sitios o, de ser posible, extraído de la capa superficial. En ambas condiciones, las primeras se construyen estableciendo una pendiente suave para evitar deslizamientos y lograr una mayor estabilidad a medida que se eleva el relleno. Figura.

clip_image004

Figura Método de área para construir un relleno sanitario

Se adapta también para rellenar depresiones naturales o canteras abandonadas de algunos metros de profundidad. El material de cobertura se excava de las laderas del terreno, o en su defecto se debe procurar lo más cerca posible para evitar el encarecimiento de los costos de transporte. La operación de descarga y construcción de las celdas debe iniciarse desde el fondo hacia arriba.

El relleno se construye apoyando las celdas en la pendiente natural del terreno, es decir, la basura se vacía en la base del talud, se extiende y apisona contra él, y se recubre diariamente con una capa de tierra de 0.10 a 0.20 m de espesor; se continúa la operación avanzando sobre el terreno, conservando una pendiente suave de unos 30 grados en el talud y de 1 a 2 grados en la superficie.

clip_image006

Figura Método de área para rellenar depresiones

Combinación de ambos métodos

Es necesario mencionar que, dado que estos dos métodos de construcción de un relleno sanitario tienen técnicas similares de operación, pueden combinarse lográndose un mejor aprovechamiento del terreno del material de cobertura y rendimientos en la operación.

clip_image008

Figura Combinación de ambos métodos para construir un relleno sanitario

Técnicas de construcción de rellenos sanitarios Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario