Filled Under:

COSTO DE LA OBRA

Las metas principales que se pretenden conseguir con la organización son: concluir la obra en el menor tiempo posible y obtener el mayor rédito admisible. Para que una obra garantice la obtención de beneficios económicos para la empresa, se requiere un programa de ejecución adecuado, una administración eficiente y un control riguroso del gasto.

El Contratista antes de presentar su propuesta deberá hacer un análisis detallado de precios unitarios, considerando las condiciones particulares de la obra y todos los factores que influyen en su ejecución.

Generalmente se consideran los siguientes conceptos:

a) COSTOS FIJOS: corresponden a la amortización y depreciación del equipo, al interés del capital invertido y al costo de seguros.

b) COSTOS DIRECTOS: Son las erogaciones que se realizan para la compra de materiales, para el funcionamiento del equipo (combustible, lubricantes, filtros, neumáticos, etc.), los salarios del personal, el costo de conservación y reparación del equipo.

c) GASTOS GENERALES: Representan los gastos administrativos, de dirección y supervisión, del apoyo logístico a la obra, alquiler y equipamiento de oficinas, salario de secretarias, materiales de escritorio, etc.

d) UTILIDAD: Es el porcentaje de ganancia a que tiene derecho el dueño de la empresa, el cual dependerá de las condiciones de mercado y de la política que sigue su administración.

e) IMPUESTOS: En el costo final se debe considerar el monto que corresponde al pago de impuestos, especialmente los correspondientes al Valor Agregado I.V.A. y el impuesto de Transacciones I.T, de acuerdo a las disposiciones fiscales actualmente vigentes.