Sistemas de tratamiento

Los tratamientos de aguas residuales han sido clasificados en sistemas preliminares, primarios, secundarios y terciarios o avanzados, división que, está bastante bien establecida.

Tratamientos Preliminares

Son procesos destinados para preparar las aguas residuales para un posterior tratamiento. La función que cumple es de minimizar el material flotante; separación de la parte gruesa, lo que implicaría los aceites, maderas, plásticos, gomas y otros. Para ello se utilizan:

- Rejas: retienen los sólidos en suspensión.

- Tamices burdos: espacios de 100 mm a 150 mm.

- Desmenuzadores: desmenuzan el material retenido por las rejas.

- Desgarradores: hacer que las partículas de grasa queden pegadas en las paredes.

- Desarenadores: retienen arena, detritos minerales.

Los tratamientos preliminares también incluyen medición y regulación del caudal entrante.

La calidad del agua residual no es sustancialmente mejorada por los sistemas preliminares. Más bien, la operación de los procesos subsiguientes es mejorada a través de la medición y el control del flujo y por la remoción de materiales que pueden interferir con el tratamiento mecánico, químico o biológico.

Sistema de tratamiento primario

Es un tratamiento físico que consiste en retener una buena parte de los sólidos en suspensión que lleva el agua residual, para lo cual se emplea la gravedad terrestre para que sedimenten los sólidos sedimentables en los decantadores o en las lagunas. En algunos casos, por las especiales características de los sólidos, es mejor separarlos en flotadores por aire disuelto.

Esta etapa permite separar al rededor del 30% de la DBO original y aproximadamente el 60 % de los sólidos en suspensión.

En algunas ocasiones se potencia el tratamiento primario con la adición de reactivos de manera que aumenta la formación de sólidos sedimentables a partir de sólidos coloidales o disueltos. En otras es necesario proceder a la neutralización del pH antes del siguiente tratamiento.

Sistemas de Tratamiento Secundario

Los sistemas de tratamiento secundario son proyectados para remover la materia orgánica soluble y coloidal que permanece después del tratamiento primario. Aunque la remoción de este material puede ser efectuada por medios fisicoquímicos, usualmente se entiende que el tratamiento secundario implica un proceso biológico.

El agua residual además de contener materia orgánica, también transporta un gran número de microorganismos que son capaces de estabilizar el residuo en un proceso de purificación natural. El tratamiento biológico consiste en la aplicación de un proceso natural controlado, en el cual los microorganismos remueven material orgánico soluble coloidal del residuo y, a su vez, ellos mismos son removidos.

Para realizar este proceso natural, en un tiempo razonable, es necesario que un número muy grande de microorganismos esté disponible en un recipiente. Los sistemas de tratamiento biológico son diseñados para mantener una gran masa activa de bacteria dentro de los confines del sistema. Si bien los mismos principios básicos permanecen en todos los procesos biológicos, las técnicas usadas en su aplicación pueden variar ampliamente.

La mayor parte de los sólidos suspendidos que entran en una planta de tratamiento de aguas residuales, y los sólidos residuales generados en el tratamiento biológico, deben ser manejados como lodos en algún punto en el proceso de tratamiento. El carácter y la cantidad de los sólidos dependen del número y tipo de industrias de la comunidad, del grado a que sus residuos son pretratados antes de descargarlos a las alcantarillas públicas.

El tratamiento secundario es un tratamiento biológico que persigue transformar la materia orgánica del agua residual en materia celular, gases, energía y agua mediante la actividad de los microorganismos. A su vez se retienen también sólidos en suspensión y sólidos coloidales. Algunas veces se generan problemas por el crecimiento de microorganismos indeseables.

Tratamientos finales o terciarios

Es posible tratar el agua residual a cualquier grado que se pueda desear, hasta convertirla en potable o aun en agua químicamente pura. El tratamiento avanzado de agua residual abarca aquellas técnicas que son aplicadas con el fin de mejorar la calidad del agua residual más allá de la que usualmente es lograda en tratamiento secundario. La remoción de sólidos suspendidos es una aplicación del tratamiento avanzado de residuos y es probablemente la más común. Otras técnicas de tratamiento avanzado de residuos están dirigidas hacia la reducción de amoniaco, nitrógeno orgánico, nitrógeno total, fósforo, orgánicos refractarios y sólidos disueltos.

El tratamiento terciario constituye un complemento a la depuración del agua residual, también muchas veces se le llama de afino. Los diferentes tratamientos empleados persiguen: reducir los sólidos en suspensión y la parte orgánica asociada, reducir la DBO y DQO solubles, reducir el contenido de fósforo y/o nitrógeno, eliminar microorganismos patógenos, eliminar detergentes o tóxicos no biodegradables.

Sistemas de tratamiento Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario