Guía y Manejo

La flexibilidad de operación y seguridad están relacionados con el grado de movimiento y maniobrabilidad de un vehículo.

Grados de Libertad

Ø Un grado: El vehículo está limitado al movimiento hacia adelante y hacia atrás por medio de una pista o guía estructuralmente limitada (figura).

clip_image002

FIGURA Vehículo con un grado de movimiento.

Ø Dos grados: El vehículo se puede desplazar también lateralmente hacia la derecha o hacia la izquierda en un plano. Como ejemplo se tienen los auto­móviles, los autobuses y los barcos (figura).

clip_image004

FIGURA Vehículo con 2 grados de movimiento.

Ø Tres grados: Los de esta categoría se pueden mover también hacia arriba y hacia abajo. En ella se pueden clasificar los aeroplanos, los helicópteros, los dirigibles y los submarinos (figura).

clip_image005

FIGURA Vehículo con 3 grados de movimiento.

Guía por Sistema Cerrado

Las tuberías, las bandas transportadoras y las aceras movibles ofrecen una vía confinada que impide toda desviación de la ruta fijada o la interferencia con otro tráfico. La conservación de la ruta es independiente del clima y la dirección total es inherente al sistema, sólo que con flexibilidad mínima.

Guía Lateral a Base de Rueda y Riel

Una innovación reciente es el riel en for­ma de I colocado en la vía entre las ruedas de tracción por lo general pro­vistas de neumáticos, contra el cual se apoyan lateralmente unas ruedas - guía suspendidas como se muestra en la figuras a continuación.

La dirección es absoluta mientras la combinación del riel en I y la rueda permanezca intacta. Una variante de este sistema hace que las ruedas laterales se apoyen contra guías colocadas en la cara exterior de las ruedas de tracción.

clip_image006

FIGURA Guía mediante riel central.

clip_image007

FIGURA (a) Guía mediante riel central: sistema ALWEG.

(b) Guía lateral: sistema SAFEGE suspendido. (c) Guía lateral: con neumáticos.


Dirección Mediante Riel y Rueda con Reborde

Los vagones del ferrocarril lo mismo que toda clase de vehículos que se mueven sobre rieles, se guían por medio de ruedas provistas de un reborde que se apoya contra el riel de acero. El reborde se puede proyectar poco más de una pulgada con respecto a la banda de rodamiento; pero, combinado con el peso del vehículo y lo liso del carril, ofrece total seguridad en la dirección eliminando todo esfuerzo humano.

Los planos inclinados, los montacargas, los elevadores, los sistemas de monorriel y algunos tipos de transportadores por cable emplean una guía similar, por lo general con un doble reborde en las ruedas guía. El sistema de riel y rueda con reborde carece definitivamen­te de flexibilidad. El vehículo sólo podrá circular por donde se haya tendi­do previamente una vía.

La Guía Electrónica

El “piloto automático” de un aeroplano se puede “en­lazar” con la onda guía de un radiotransmisor direccional. A un barco se le puede fijar el curso mediante un dispositivo automático semejante que lo dirige por una ruta predeterminada.

Dirección que Ejerce el Conductor o Piloto

El piloto o conductor tiene que dirigir continuamente el vehículo o nave a fin de mantenerlo en su ruta o curso y evitar el contacto con otros vehículos.

El sistema ofrece máxima flexibilidad, pero los peligros son evidentes. Al rebasar o alcanzar, los operadores de ambos ve­hículos deben estar alerta para evitar accidentes. El elemento humano asu­me primordialmente la responsabilidad de la seguridad del vehículo.

Guía Limitadora de los Caminos y Vías Acuáticas

Las carreteras, las pistas de los aeropuertos y los canales restrictivos que señalan las vías acuáticas indican la ruta que se debe seguir. Hay poco peligro de perder el rumbo, a menos que las tormentas o la niebla reduzcan la visibilidad hasta cero o que el camino se borre por la nieve o la arena.

Vías Acuáticas Abiertas

Lagos, océanos y ríos anchos no ofrecen guía algu­na a los navíos. Hay que recurrir al pilotaje constante para mantener las embarcaciones en el curso debido y evitar el contacto con los obstáculos y con otros navíos. La flexibilidad de dirección es ilimitada; pero es preciso disponer de puertos adecuados para que las embarcaciones se acerquen a la costa con toda seguridad.

Aerovías

Las aerovías presentan los mismos problemas que las vías acuáti­cas abiertas, con el requisito adicional de la guía en tres dimensiones. (Este requisito está presente también en el caso de los submarinos que navegan en aguas abiertas).

Los aeroplanos se pueden volar y dirigir, al igual que los barcos, mediante un piloto automático; pero normalmente se requiere la intervención del hombre en el despegue, el aterrizaje y cuando las condiciones climáticas son adversas.

Guía y Manejo Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Ing. Civil

0 comentarios::

Publicar un comentario